domingo, julio 13, 2008

Incrédulos

- ¡Es un ángel! – decían los parientes. - ¡Es un ángel! –repetían los vecinos. - ¡Verdaderamente, un ángel! – coreaban amistades, compañeros de la Facultad y simples conocidos. Los científicos nada han dicho aún. La han encerrado en un laboratorio, le cortaron las alas, la someten a toda clase de experimentos espantosos, devorados por el ansia de clasificar semejante espécimen de la manera más correcta y apropiada.

1 comentario:

Dragon de Azucar dijo...

Pero... ¿Era o no un ángel/deva/malakai/demonio?