domingo, agosto 24, 2008

Cruces y espadas

Alguien encontró un mundo que, al menos para sus ojos, era nuevo. Le pareció tan bello que pensó haber hallado, si no el Edén, al menos otra versión del mismo. Otros dijeron que se engañaba, que en esa tierra de paganos moraba Satanás, y que todo lo que allí se admiraba era su obra, un puro engaño de los sentidos y la razón. Pero apostaron que, a fuerza de cruces y oraciones podrían salvar muchas de esas almas condenadas. Para aquellas más díscolas y renuentes, siempre quedarían el fuego y la cruz de las espadas. Los salvados aseguran de que fue con esos hombres que llegó el infierno.

2 comentarios:

Javi dijo...

Para quien es español, es difícil digerir lo que escribes en este post. Pero te diré, antes que español soy humano, y si aquellos hijos de mala madre usaban la cruz y la espada, espero que ardan en ese infierno que llevaron. El post es precioso!.
Saludos desde la "Madre Patria"...

Olga A. de Linares dijo...

Javi
No es contra España ni los españoles, digamos que toda la Humanidad es especialista en hacer barrabasadas. Y en esta ocasión tomé uno solo de los muchos episodios posibles para ilustrar la cuestión.