sábado, enero 10, 2009

Esperanzado

Me pregunto por qué me ha dejado de este modo abrupto. No había, que yo supiera, ningún problema entre nosotros. Solo ahora pienso que debí prestarle más atención, no dar todo por sentado. Quizás fue la costumbre de tenerla siempre cerca, a mano, lo que me hizo ignorar eventuales señales de advertencia. Mi única certeza en estos momentos es que, desde que se arrojó por el acantilado, no he vuelto a verla. No les extrañe que aún aguarde su regreso, sana y salva. Por lo que sé, las sombras sobreviven sin problemas a este tipo de accidentes, y no suelen tener éxito sus intentos de suicidio.

6 comentarios:

Amélie dijo...

olga:
el texto es encantador, dos "verla" muy juntos me hicieron un poco de ruido. agradezco la sonrisa que me provocaron tus letras.
amélie

Olga A. de Linares dijo...

Mil gracias, Amélie, por tu lectura y el señalamiento de algo que se me había pasado por alto. Gracias a tu comentario, he podido sacar esa molesta repetición, espero que así todo suene mejor...

Antonio dijo...

Hola, Olga. No hay sombra sin luz. Te veo tan lúcida como siempre. Abrazos.

Hada de los tiempos dijo...

Es muy grande el cariño que las hadas tenemos por todos los viajeros que han
transitado por el Bosque Antiguo y participado en él, así que cuando recibimos
los premios Dardo y Blog de Oro, pensamos en vosotros. Tanto por la ilusión que
supusisteis para nosotras la hadas, como por vuestra preciosa labor que lleváis
a cabo en vuestros blogs, os hacemos

entrega de estos premios
.

Con todo nuestro cariño, El hada de los tiempos.

Amélie dijo...

olga:
¿me lo puedo llevar a la galería literaira?
aquí te dejo la dirección, aunque ya conoces la página.
http://galerialiteraria.blogspot.com/
saludos
amélie

amaranta dijo...

Y la sombra lo esperaba en el acantilado, sana y salva.
El, con las manos en los bolsillos, también aguardaba: Sobrevivir con letras mediocres sin sombra o tener éxito en esa clase de accidentes.
Pasó el tiempo, solo para el.
La sombra se trasnformó en Olvido y baila en los tablaos de la Avenida de Mayo, únicamente los domingos.

Qué lindo escribís Olga,(SMS: tqm)