martes, febrero 17, 2009

Metamorfosis

Ignoró los síntomas, huyó de los espejos, rechazó toda evidencia. No quiso creer que también ella sufriría la mutación terrible que, a su alrededor, todos padecían tarde o temprano. Hoy, en un descuido, su reflejo le salió al encuentro. Y ahora se mira, horrorizada, sin saber en qué momento ella también se volvió vieja.

1 comentario:

Florence dijo...

Había visto esa imagen, y es increíble.
Certeras tus palabra, yo creo que acabas de revelar uno de mis temores jaja.
Saludos!