jueves, octubre 23, 2008

LA VERDAD DE ORFEO

Recientes investigaciones de afamados sicólogos nos permiten afirmar lo siguiente: el famoso Orfeo no bajó a los infiernos por amor, sino por orgullo. Quería demostrarles a todos que ni siquiera allí podían resistirse a su música. Imagen: "Orfeo", de Jean Delville

3 comentarios:

Myrellet dijo...

Escelente texto, al igual que "La verdad de Eurídice" y "Circe". Un abrazo!
Myriam, de Newark

Susana Navone dijo...

Yo también te felicito. Me hizo acordar a las Falsificaciones de Marco Denevi.
Gracias por visitar mi blog.
Susana.

Dragon de Azucar dijo...

Interesante versión de los hechos, siempre hay un psicólogo o un 'dibulgador' que nos arruina lo foscinante de los cuentos.

Saludos