viernes, noviembre 02, 2007

HUMO

- Él te está fumando a vos -le decía yo siempre. Pero no me hacía caso, y seguía prendido al pucho, igual que si fuera la teta de la vieja cuando era un crío. De todos modos, yo tampoco me esperaba esto, pienso, mientras miro la sopa que se enfría, y en la que flota un poco de ceniza. Que no sé si es del cigarrillo o del hombre que se hizo humo frente a mis ojos. Imagen: J.Hebuterne (A. Modigliani)

1 comentario:

Viviana dijo...

Deberíamos pegar el relato en las paredes...que todos lean de cómo el humo nos hace humo. Muy bueno Olga.
Cariños