jueves, octubre 09, 2008

Fabulador

- ¿Verdes? ¿Inalcanzables? ¡Pura negación! ¡Debe lograr su objetivo, eso le permitirá superar la vieja frustración que le impide realizarse! - había dicho el sicoanalista. Harta de ser una perdedora, desplegó la Escalera Portátil Acme prestada por su primo Willy y trepó, veloz, hacia el tentador racimo. Ya en su cueva, mientras mascaba con desgano las uvas, se preguntó por qué demonios al dichoso Esopo no se le habría ocurrido ponerle, como objeto de deseo, algo más apetitoso, más acorde a su naturaleza... Como ser una fricassée de conejo, un pato a la naranja, un jamón ahumado... ¿De dónde sacó, el marmota, una Zorra vegetariana? Ilustración: Milo Winter (1919)

1 comentario:

Javi dijo...

Te dejo el comentario aquí, pero podría hacerlo en cualquier otro cuento. Qué bonitos Olga!. Siempre es un gusto leerte.
Javi.